Intolerancia al gluten: Las diferencias entre celíaco, sensible y alérgico

La enfermedad celíaca es una de las enfermadas más conocidas que afecta a gran parte de la población. Se trata de una condición del sistema inmune en la que las personas no pueden consumir gluten porque daña su intestino delgado y el organismo no acepta las proteínas del gluten.

La “Associació Celíacs de Catalunya”  afirma que ocho de cada diez personas celíacas no saben que lo son. Y en España se calcula que padecen celiaquía unas 500.000 personas y siete millones en toda Europa, donde otros seis millones están pendientes de  diagnosticar.

Es una enfermedad de difícil detección, ya que sus síntomas son diversos, aunque los expertos coinciden en destacar tres posibles formas de presentación de la enfermedad:

  1. Sensibilidad al gluten

Se trata de una patología relativamente nueva causada por el gluten, aunque no se trata ni de alergia al gluten ni de intolerancia al gluten. Es decir, las pruebas en ambos casos son negativas pero la salud de la persona afectada mejora cuando deja de comer gluten.

Si diagnosticar la celiaquía es complicado, la sensibilidad al gluten aún lo es más, ya que los síntomas más evidentes no tienen que ver con el sistema digestivo.

Sólo se puede hablar de sensibilidad al gluten si la salud de la persona mejora al eliminar el gluten de su alimentación y en cambio empeora cuando vuelve a consumir gluten.

  1. Alergia al gluten

El sistema inmune considera el alimento como dañino para el organismo cuando en realidad no lo es. La diferencia con la celiaquía es que ésta destruye tejidos (pared del intestino) mientras que la alergia no.

Sus síntomas suelen ser hinchazón o irritación de la boca, erupción cutánea con picores, congestión de nariz y ojos, calambres, náuseas y problemas para respirar.

  1. Celiaquía (celíaco)

Es una enfermedad autoinmune a la gliadina del gluten (la proteína). La pared del intestino tiene unas proteínas que se parecen mucho a la gliadina y al empezar a tomar cereales se generan anticuerpos (defensas) contra el gluten, activándose el sistema inmune. Puede ocurrir cuando se da gluten muy temprano a los niños (antes de 6 meses). Si el gluten no se pareciera tanto a la proteína de la pared del intestino sería una alergia, pero al parecerse tanto ataca también al intestino y cada vez que se come gluten se destruye pared intestinal produciendo ulceras, heridas e inflamando el intestino. Al final se acaba dañando el organismo. Por eso es tan importante que los celiacos no vuelvan a tomar gluten. Al iniciar la dieta sin gluten el intestino se normaliza.

Los expertos señalan que en los últimos años ha habido un aumento en la población, pero no de la enfermedad celiaca, si no del diagnóstico de celiaquía. No es que haya más personas intolerantes al gluten que antes, sino que son más personas que descubren padecerla. Ahora con la información que se maneja, la sencillez y rapidez para realizar los exámenes diagnósticos se descubren más casos. Aun así, la Agència de Salut Pública impulsa desde 2015 planes de acción con diferentes iniciativas informando de cursos de formación online, de esta manera se llegará a todos los profesionales, y el proceso de diagnóstico y detección se acortará. En tan solo una semana, se puede concluir si uno es celiaco con una certeza del 80%.

A continuación, se muestran los restaurantes más reconocidos, bien posicionados y aptos para celíacos a nivel nacional. Para los que quieran disfrutar de una buena comida sin temor a sentirse mal.

LOCALIDAD NOMBRE RESTAURANTE
MADRID –          Restaurante Nido 

–          Ramon Freixa

–          Los Montes de Galicia

–          Eiffel

SEVILLA –          La Laguna Restaurante y Tapería
SAN JOSÉ, ALMERÍA –          Restaurante El Jardín
SAN PEDRO DE ALCÁNTARA, MÁLAGA –          Glotón
FUENGIROLA, MÁLAGA – Restaurante Palangeros
BARCELONA –          Cal Marius 449

–          Le p’ty mon

–          Roots

–          Allium